*Medios de comunicación, herramientas vitales para el buen ejercicio de una sociedad democrática, coinciden los abogados Capella y Woolrich.

La Academia de Derecho Penal del Colegio de Abogados de México exigió, “de manera educada pero enérgica”, una pronta resolución a la investigación sobre el asesinato del fotorreportero Margarito Martínez Esquivel, ocurrido sobre el mediodía del lunes frente a su domicilio en la colonia Camino Verde.

El presidente de la Academia, Alberto Woolrich Ortiz, y el delegado en Baja California de la propia institución, Esteban Capella Ibarra, en un comunicado conjunto exigieron resultados satisfactorios a la brevedad posible y el castigo para él o los responsables de este artero crimen.

capella7

Los medios de comunicación –enfatizaron–, son herramientas vitales para el buen ejercicio de una sociedad democrática, y los medios de comunicación son las bases que brindan un balance para que la sociedad se entere de los hechos relevantes que la unifican y conducen a criterios comunes

Advirtieron que coartar la libertad de expresión es el precio más alto que puede pagar una sociedad que siempre busca vivir libre y segura, por lo que este caso debe de investigarse a fondo de la manera más rápida posible para que se haga justicia conforme a la ley.

Margarito Martínez Esquivel tenía 49 años de edad, era hijo de la periodista Eglantina Esquivel y había colaborado con diversas publicaciones, entre ellas Zeta, Cadena Noticias, La Jornada Baja California, Punto Norte, El Imparcial y San Diego Union-Tribune, entre otros.

Versiones indican que sobre el medio día de este lunes, frente a su domicilio en la calle 5 de Mayo de la colonia Camino Verde, se escuchó a Margarito discutir con alguien y más tarde varias detonaciones de arma de fuego, seguidas del ruido de un vehículo que huía a gran velocidad del lugar.

También se indica que el fotoperiodista había tenido problemas con un ex policía que publica “noticas” en Facebook y que asimismo tenía rencillas con un vecino, líneas que aparentemente ya investiga la policía.

Dejar respuesta

Deja tu comentario!
Pon tu nombre aquí