“Estoy buscando chamba y los millones de bajacalifornianos serán mis patrones”, aseguró el ingeniero Jorge Hank Rhon, candidato del PES a la gubernatura del estado al exponer en el foro Fortaleciendo la democracia que organiza la Canacintra.

“Quiero ser gobernador de Baja California porque soy bajacaliforniano, y porque mi madre me enseñó a ser leal y agradecido, y en agradecimiento quiero devolverle algo de lo mucho que me ha dado este estado”, agregó.

Resaltó que implementará el programa Martes de Puertas Abiertas que puso en marcha cuando fue alcalde de Tijuana, pero ahora en los cinco municipios de la entidad para atender a todos los ciudadanos.

“No voy a ser de los gobernadores que presumen trabajo y la luz prendida de la oficina todo el día, no soy de oficina, voy a atender a todos los bajacalifornianos como en su momento lo hice en Tijuana”, indicó.

“Mi padre me enseño que para gobernar hay que saber tres cosas: administrar, organizar y mandar, porque no soy todólogo y me voy a rodear de especialistas en los diferentes temas”, añadió.

Detalló que su campaña tiene tres ejes principales que denomina SED, Seguridad, Educación y Desarrollo, “porque en Baja California tenemos sed de seguridad, de educación y desarrollo”.

Para apoyar a las madres trabajadoras piensa implementar los DIF de 24 horas, para que las guarderías estén disponibles en cualquier horario para aquellas mujeres trabajadoras que requieren dejar a sus hijos cuando se van a trabajar.

En materia de seguridad dijo que es una vergüenza que los homicidios se conviertan en sólo una estadística a la que todos “malamente nos hemos acostumbrado porque no se hace nada para detenerlos”.

“Voy a ser un provocador de las inversiones, porque el gobierno no hace negocios, sino que facilita los trámites y estímulos a los empresarios e inversionistas”, manifestó.

Explicó que va a promover la seguridad en las inversiones, “actualmente no hay seguridad por parte de las autoridades, como el caso del Campestre, simplemente porque no se respeta la ley y eso espanta a los inversionistas que no saben que pueden esperar de la autoridad”.

“Voy a ser un gobernador que respete la ley y acercarle la mano a los que la necesitan para que tengan un poco más”, recalcó.

“En los dos años de este gobierno no ha habido una sola obra federal e incluso se van a perder mil 300 millones de pesos que se tienen que devolver porque no se ejecutó ninguna obra de infraestructura, nosotros vamos a ir por todos esos recursos para beneficio de los bajacalifornianos”, puntualizó.

Dejar respuesta

Deja tu comentario!
Pon tu nombre aquí