*Su reciente dicho de “expropiación” manda un mensaje negativo a inversionistas; la violencia no debe formar parte de la ‘nueva normalidad”, dice Roberto Rosas Jiménez

Durante su toma de compromiso por un periodo más al frente de la Coparmex tijuanense, Roberto Rosas Jiménez pidió, respetuosa pero enérgicamente al gobernador Bonilla, medir sus palabras durante sus programas mañaneros.

Sentenció que la violencia no debe formar parte de nuestra “nueva normalidad”, por lo que a nombre del empresariado “solicitó al gobernador, en forma respetuosa, pero enérgica, que cuide las palabras que utiliza en sus programas mañaneros”, dijo el reelecto líder del Centro Patronal Tijuana.

Indicó que una de las últimas palabras que expreso fue “expropiación”, la cual envía un muy mal mensaje a los inversionistas, no solo nacionales, sino internacionales y debe de recordar que nuestra economía depende en gran parte de la inversión extranjera en todas sus modalidades.

Rosas Jiménez resaltó que la pandemia ha dejado grandes rezagos en materia económica y laboral en todo el mundo, y señaló que afortunadamente, en esta frontera se han mantenido los índices de creación de empleos.

No obstante aclaró que no ha sido por iniciativas del gobierno, “aunque así lo trasmitan a los ciudadanos”. Destacó que la Coparmex reconoce la labor de los Tijuanenses por procurar el sostén de sus familias.

Asimismo solicitó a los empresarios no olvidar que la capacitación al personal nos permitirá ser competitivos ante el reto que significa el TEMEC.

Manifestó que queda claro que durante los próximos meses las empresas tendrán que aportar más a la sociedad para tener éxito, generar diferenciadores que los haga sobresalir de la competencia y apoyarse de todas las herramientas, tanto digitales como análogas, que sirvan para detonar el crecimiento empresarial de nuestra región.

Pero requerimos —dijo—, que nuestro gobierno atienda las necesidades de todos los sectores, principalmente en materia de seguridad, facilidades para la creación de nuevas empresas y por ende de más empleos, y lo más importante, una mejor educación.

El reelecto dirigente empresarial subrayó que no podemos esperar que más empresas se interesen en invertir en nuestra ciudad, si continuamos siendo de las ciudades más violentas a nivel no solo nacional, sino del mundo.

No es posible, que, siendo los tres niveles de gobierno de un mismo partido, no se haya concretado una verdadera estrategia de unidad y coordinación entre las distintas fuerzas del orden para evitar que esto siga ocurriendo, apuntó.

Exigió que todas las autoridades pongan principal interés en las verdaderas necesidades de la ciudadanía y no en los conflictos personales o de partido.

Apuntó que el 2021 es un año de elecciones y pronto estaremos escuchando las propuestas de quienes estarán pidiendo nuestro voto. Pidió recordar que el actual Congreso “adecuo” la Ley en su propio beneficio, para que este año pudieran reelegirse y seguir ocupando un cargo público. “A ellos les recordamos que la ciudadanía tiene muy presente si trabajaron o no en beneficio de Baja California”.

Indicó que en la Coparmex “estaremos dando seguimiento a cada una de las propuestas y acciones que realicen aquellos que resulten electos. Somos vigilantes activos de las decisiones que se toman, para criticar aquello que afecte a la ciudadanía y reconocer cuando, realmente, trabajen por los ciudadanos.

Anunció que en este 2021, todos los integrantes del Consejo Directivo de la Coparmex Tijuana, “nos comprometemos a seguir trabajando desde nuestras Comisiones para buscar las condiciones necesarias que garanticen el crecimiento y mejora de nuestra ciudad”, pues ‘este es el momento de ser solidarios”, concluyó.

Dejar respuesta

Deja tu comentario!
Pon tu nombre aquí