·         Gina Cruz, senadora señala falta de apoyos y políticas económicas erráticas espantan la inversión. Afecta a la economía la invasión rusa.

La senadora por Baja California, Gina Cruz Blackledge, vislumbró un panorama nada alentador en materia económica para 2022, esto, debido a la falta de apoyos al sector productivo y a las familias, además de reformas legales a base de ocurrencias y una política económica errática, además, de factores externos como la invasión de Rusia a Ucrania.

La también presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte del Senado de la República, y como integrante de la Comisión de Hacienda, participó esta mañana en la comparecencia de la gobernadora del Banco de México (Banxico), Victoria Rodríguez Ceja, durante su informe de actividades del Banco Central.

Gina Cruz observó que si bien es cierto, la economía mexicana se encuentra actualmente en recesión técnica, aunque en 2021 esta logró expandirse ubicándose en 5 %, también es cierto que no creció lo suficiente para recuperar lo perdido en el año 2020 por los efectos de la pandemia.

Lo anterior provocado por la incertidumbre de las políticas públicas, por propuestas de reformas que ahuyentan las inversiones y generan crisis de confianza, por la interrupción en las cadenas de suministro, y por el mayor costo del dinero, además de los elevados niveles de inflación, aseveró la representante de Baja California.

Asimismo, la falta de apoyo al sector productivo y a las familias, sin duda alguna generan un panorama nada alentador para que México vuelva a echar a andar el motor de crecimiento económico en este año 2022, advirtió.

“Lamentablemente para este año, las condiciones macroeconómicas no son nada alentadoras, el Fondo Monetario Internacional (FMI), estima que derivado de la invasión de Rusia a Ucrania, se tendrá un crecimiento de los precios internacionales del petróleo de 10 %, lo que traerá consigo fuertes presiones inflacionarias, de al menos 0.2 % entre las economías más desarrolladas de América Latina, y un incremento en los precios mundiales de los alimentos de 10 %, que se traduciría en un aumento en la inflación de 0.9 %, estimando elevar la inflación en 1.2 % más”.

Gina Cruz agregó que a este difícil panorama, se le suman las constantes propuestas de políticas públicas erráticas, basadas en diagnósticos hechos a la ligera, que siguen ahuyentando las inversiones, que solo generan incertidumbre ante una coyuntura urgente, que demanda generar un aumento de confianza y decisiones de política económica sólida y congruentes con la realidad, que realmente contribuya al crecimiento de la economía, y no solo respondan a ocurrencias ideológicas que solo están haciendo daño a nuestro país”.

Dejar respuesta

Deja tu comentario!
Pon tu nombre aquí