* Solicitarán una comisión legislativa que investigue todas las ilegalidades cometidas en los dos años de gobierno bonillista.

* También exigen cancelación inmediata de los contratos con FISAMEX y ROMAFAN, así como investigación penal contra los directivos de esas empresas, por delitos de extorsión y asociación delictuosa.

Por diversas irregularidades e ilegalidades cometidas durante los dos años de gobierno de Jaime Bonilla Valdez, el Partido Acción Nacional (PAN), a través de sus diputados en el Congreso, pedirá juicio político y demanda penal contra el ex mandatario, y todos los que se coludieron con él.

En el marco del foro semanal de la Asociación Nacional de Periodistas AC (ANPAC) de Baja California, el dirigente estatal del PAN, Mario Osuna Jiménez informó que propondrá la bancada panista una comisión legislativa que investigue todas las ilegalidades cometidas en los dos años del gobierno bonillista.

Asimismo, como partido político, y sus representantes populares en el Congreso del Estado, piden a la gobernadora Marina Del Pilar Ávila Olmeda que cancele de inmediato los contratos del Ejecutivo Estatal con las empresas FISAMEX y ROMAFAN, exigiendo que también se investigue penalmente a los directivos de esas compañías, por los delitos de extorsión y asociación delictuosa.

Además de las numerosas acciones de Jaime Bonilla y cómplices para violentar las leyes y la Constitución, Mario Osuna refirió en especial los actos en los que el gobierno estatal se coludió con FISAMEX y ROMAFAN, para extorsionar a deudores del agua, acompañando a los ejecutores de esas empresas personal de la COEPRIS, la FGE y de los organismos operadores del agua, en Tijuana, la CESPT.

“Llegaban con los empresarios y comerciantes en esa mancuerna delictuosa, exigiendo pagos “inflados” de sus deudas, con la amenaza inmediata de cortarles el suministro de agua potable, clausurarles el sistema de drenaje, y hasta de levantarles demandas penales”, agregó Juan Marcos Gutiérrez González, Secretario de Orden en el CDE del PAN.

No obstante que el dirigente estatal panista, Mario Osuna celebró la apertura de diálogo de la gobernadora Marina del Pilar Ávila con todas las fuerzas políticas, advirtió que se prendieron los “focos rojos” con las ratificaciones, aunque sea como encargados de despacho, de Juan Pablo Guerrero Mercado, en la CESPT, y Armando Fernández en la CESPM.

En ese sentido, lamenta que la gobernadora no parece manifestar que vaya a hacer algún cambio al sistema corrupto y corruptor de su antecesor, aunque haya lanzado un mensaje esperanzador cuando la titular del Ejecutivo del Estado advirtió que hará correcciones, porque, de lo contrario, los organismos del agua “van a colapsar”.

“Así manifiesta que reconoce que le dejaron un gobierno hecho un desastre, pero, no quitó a los que se coludieron para hacer un negocio cuadrado, no solamente afectando a políticos y empresarios, sino a los ciudadanos en general, que sufrieron los cobros de “recibos locos”, reprocharon los directivos del PAN en el estado.

Mario Osuna y Juan Marcos Gutiérrez aclararon que, no obstante conocer a personajes como Juan Pablo Guerrero, y haber compartido gobierno en periodos anteriores, no pueden ignorar que las personas pueden cambiar, y, aunque en antaño no hayan cometido ilegalidades, en este caso, están comprobadas las complicidades de esas personas con las extorsiones de FISAMEX y ROMAFAN.

El abogado panista Juan Marcos Gutiérrez precisó que exigen concluya una investigación que inició el pasado 6 de mayo, en contra de Jaime Bonilla y todos esos funcionarios, incluidos FISAMEX y su representante Manuel García Soto, en el expediente 110 FB 4617 2021.

Entre muchos otros temas, Mario Osuna dijo que pedirán también que el Fiscal General, Guillermo Ruiz Hernández, por dignidad, renuncie a su cargo, y que, la gobernadora proponga al Congreso una terna de tres prospectos a nuevo Fiscal, conjuntamente con una reforma legislativa que termine con los vicios de los fiscales compadres o “a modo”.

Dejar respuesta

Deja tu comentario!
Pon tu nombre aquí