•       Movimiento Ciudadano exige respeto a las garantías individuales en el caso de David Saúl Guakil.

       Las instituciones no deben ser utilizadas como instrumentos de ataque, acoso e intimidación.

Una vez más, utilizando la esfera de poder, el gobierno del Estado, centra su ataque en contra de ciudadanos que, con su actividad profesional y empresarial, han contribuido al desarrollo y crecimiento de nuestro estado, como es el caso de David Saúl Guakil, Delegado Nacional de Movimiento Ciudadano en Baja California.

Como una forma de represión y acoso, mediante el uso faccioso de las entidades de gobierno, como el Servicio de Administración Tributaria de Baja California (SAT BC); se ha emprendido una campaña mediática para intimidar y exhibir públicamente a quien preside el Consejo de Administración del Grupo Cosmopolitan, violando su derecho de garantía de audiencia, consagrado en nuestra Carta Magna.

El clima de acoso e incertidumbre hacia el sector empresarial, ha sido la constante de parte de quien encabeza el Poder Ejecutivo en Baja California y esto debe terminar; ya que la afectación a la seguridad y certeza jurídica, provoca la ausencia de inversiones y genera el retroceso en el crecimiento económico, tan necesario para solventar los efectos negativos de la pandemia, que no ha sido atendida por el Gobierno Federal ni el Estatal.

Que no haya duda de que todas las observaciones y señalamientos serán atendidas ante las propias autoridades, así como en los casos de inconformidades de particulares, ya que 40 años de trayectoria de servicio y contribución al progreso de nuestra entidad, no pueden ser ignorados por venganzas políticas.

A T E N T A M E N T E

Alcibiades García Lizardi

Coordinador Estatal

Bertha Sánchez Lara

Secretaria General y de Acuerdos

Dejar respuesta

Deja tu comentario!
Pon tu nombre aquí