*La pérdida de valores, una de las principales causas de la violencia, coinciden la Academia Mexicana de Derecho Penal y la Dirección de Criminalística de la Xochicalco

La delegación estatal de la Academia Mexicana de Derecho Penal del Colegio Mexicano de Abogados y la Dirección del Área Criminalística de la Universidad Xochicalco campus Tijuana, establecerán un convenio de colaboración para impulsar el regreso a las aulas de las materias de Civismo y Ética como factores para disminuir el alto índice de criminalidad que nos afecta, pues de nada servirán los esfuerzos para el combate de la inseguridad si no se trabaja en la prevención.

Este fue el resultado de la primera sesión de la recientemente creada delegación Baja California de la Academia Mexicana de Derecho Penal que dirige el abogado Esteban Capella Ibarra, en la que se tuvo como invitada especial a la directora del Área de Criminalística de la Xochicalco, licenciada María Antonieta Sauceda Carrillo, quien estuvo acompañada por la sicóloga y además docente de la propia institución, María Guadalupe Lino Rodríguez.

Durante su plática, titulada “La Formación Profesional ante la Violencia y la Indiferencia Social”, la licenciada Sauceda Carrillo concluyó que es la falta de valores, perdidos en cuando menos las dos últimas generaciones, es una de la principales causas del clima de violencia e inseguridad que vivimos en el país.

Destacó que esto, aunado a la falta de una correcta orientación vocacional, provoca que el estudiantado se incline por las carreras que económicamente le pueden dejar mayores ingresos, sin importar su aptitud, lo que provoca que al fin de la carrera haya profesionistas frustrados o dedicados a otra actividad diferente a la que estudiaron.

Pero en el tema de la inseguridad, la falta de valores que se dio por diversas circunstancias, pero en donde juega un papel preponderante el que se hayan quitado las materias de Civismo y Ética en los planes de estudio desde el nivel primario hasta profesional, ha provocado tal falta de valores en donde es normal transgredir las leyes con tal de obtener un beneficio personal.

Por ello coincidieron tanto la licenciada María Antonieta Sauceda Carrillo como los integrantes del capítulo Baja California de la Academia de Derecho Penal del Colegio de Abogados de México, es vital fomentar los valores entre la población, principalmente entre el estudiantado a través de la Ética y el Civismo.
El delegado de la Academia Mexicana de Derecho Penal, Esteban Capella, propuso ante ello establecer un convenio con la Dirección del Área Criminalística de la Universidad Xochicalco en Tijuana, a través de su titular, la licenciada Sauceda Carrillo, para comenzar a hacer esfuerzos para retornar a la enseñanza de la Ética y el Civismo, desde las escuelas primarias hasta las instituciones de educación superior.

La violencia no se combate con violencia, coincidieron, al destacar que en la prevención es en donde se debe de enfocar el trabajo, pues es una manera de cortar de raíz el problema de la delincuencia y la inseguridad. Si sólo se combate la violencia, razonaron, el problema persistirá, pues por mucho que se encarcele a quienes transgreden la ley, cada vez seguirán surgiendo más delincuentes.

La tarea preventiva, dijeron, debe involucrar también a los padres de familia a través de esfuerzos tales como la Escuela para Padres, pues es necesario que todos nos involucremos en el trabajo de retornar a los valores que en años pasados eran la constante entre las familias mexicanas, y había más seguridad y más tranquilidad para la ciudad.

Tanto la licenciada Sauceda Carrillo como la sicóloga Lino Rodríguez establecieron que el problema no es la falta de leyes ni mucho menos de penalidades más severas, pues ejemplificaron que las leyes contra la violencia contra los infantes no debiera existir cuando es un hecho tácito la protección de la niñez, y así hay decenas de normas legales que no debieran de subsistir.

La Academia Mexicana de Derecho Penal del Colegio de Abogados de México, fue creada en 1962 con la mira de profesionalizar la impartición de justicia, “y la tarea sigue vigente”, explicó Capella Ibarra.

Durante la reunión, el presidente nacional de la Academia, licenciado Alberto Woolrich Ortiz, vía telefónica dio un mensaje deseando el éxito de esta primera reunión y el tema planteado, pues, dijo, es necesario que los jóvenes de hoy en día enfoquen su actuar con estricto apego a los valores, pues ello nos salvará como país.

Dejar respuesta

Deja tu comentario!
Pon tu nombre aquí