*El homenaje para el músico rosaritense fue una tocada-tributo, a través de canciones de Pink Floyd, en una noche emotiva.

El pasado 4 de diciembre se dieron cita amigos de David Edmundo Delgadillo Pérez para rendirle homenaje. Murió el pasado el pasado octubre a la edad de 36 años por causas naturales.

Musico, amigo, hermano, compañero de viajes, pero, sobre todo, un gran ser humano. ¨Fue una noche fría, pero no importo para quienes en vida lo apreciamos. El calor de su recuerdo nos mantuvo cobijados al grado que sentíamos cada acorde, cada golpe a la batería y cada letra¨, fueron las palabras de uno de los amigos de David.

El homenaje fue una tocada-tributo, donde David toco una vez más, transmitió la emoción a través de las guitarras de Sammy y Malcolm; del bajo de Erick; de la batería del Yanny; en la voz de todos sus amigos, quienes corearon cada una de las canciones. En cada canción se le recordó. La elección del repertorio musical corrió de la mano de sus amigos y músicos que tocaron con él.

David siempre buscaba sacar lo mejor en cada ensayo, en cada tocada. La vibra se sintió nuevamente como si David estuviera en el escenario tocando los acordes de su guitarra una vez más. El homenaje fue a través de canciones de Pink Floyd. De los icónicos discos “The Wall” y “Dark side of the moon”, la batería sonó con la fuerza que solo el Yanny sabe ejecutar; Shine on you crazy diamond” Malcolm y Sammy se miraron uno al otro de lado al lado del escenario.

En realidad, es como si David estuviera en medio de ambos y lo voltearan a ver; el bajeo intenso en “Money” y “Echoes” por Erick fue de lo más emotivo; no podía faltar al repertorio la inolvidable Wish you were here y el cierre no pudo ser mejor con “Coming back to life”.

Sus amigos compartieron anécdotas y recuerdos, los cuales por inverosímiles y fantásticos que fueron, siempre había una sonrisa. El Homenaje se realizó con mucho cariño por sus amigas y amigos. En vida siempre compartió alegría y vio la mejor versión de cada uno de sus seres queridos. ¨Fue una noche emotiva para recordar que la amistad y el amor trascienden a la vida y no se encuentran más allá, cualquier cosa que eso sea.  

Al final David nos habló nuevamente a través de la música¨.

Dejar respuesta

Deja tu comentario!
Pon tu nombre aquí