* Una atmosfera nostálgica llena de entusiasmo puso a cantar y a bailar a los cerca de dos mil asistentes al concierto que festejaba medio siglo de Avándaro y 39 años de la creación del recinto cultural más importante del noreste mexicano.

La música que emocionó a varias generaciones a partir del Festival Avándaro hace ya 50 años, saturó de ambiente festivo el Centro Cultural Tijuana, organismo de la Secretaría de Cultura del gobierno de México, en su 39 aniversario.

El pasado sábado 23 de octubre, una atmósfera nostálgica llena de entusiasmo puso a cantar y a bailar a los asistentes al concierto que festejaba medio siglo de Avándaro y 39 años de la creación del recinto cultural más importante del noreste mexicano.

El escenario dispuesto en la explanada del Cecut recibió a legendarias bandas que protagonizaron el histórico Festival, los jóvenes que hoy tienen veinte años, se unieron a la juventud que vivió Avándaro, como artistas y como público, en una noche que reunió a cerca de dos mil personas a lo largo del concierto, las cuales atestiguaron este encuentro generacional.

El grupo GRAV3DAD antecedió en el escenario al organizador del concierto Alex Perales, quien afirmó después de su actuación: “para mí es súper conmovedor, un sueño hecho realidad porque aquí empecé mi carrera hace 35 años, aunque nací dos años antes de Avándaro me siento parte de él, porque los músicos que tocaron ahí me abrazaron”.

“Es vital para la cultura de Tijuana, de México, del mundo rescatar esta música tan importante, siempre se habla mucho de Avándaro, pero pocas veces se tiene la oportunidad de escuchar esa música como hoy en el aniversario de esta institución tan maravillosa e importante para el noroeste del país”, señaló el músico, investigador y divulgador del rock nacional.

Antes de presentarse ante el público, Alejandro Villegas “El Diablito”, recordó melancólico “en Avándaro le preguntamos a la gente que si habían comido, nos dijeron que se les había acabado la comida en cierta hora y les convidamos de lo nuestro a los que pudimos, fueron tres noches, madrugadas, mañanas, una cosa muy especial, que la gente se acuerde de nosotros, que nos tomen en cuenta es algo muy especial, no esperábamos tal elogio, pero se dio, la vida nos puso ahí”.

Armando Nava, Los Dugs Dugs

Ricardo Ochoa quien se refiere a sí mismo como músico, egresado de la universidad de la calle Revolución, dijo del concierto: “el rock mexicano después de Avándaro se convirtió en un reconocimiento a la música, tocar en el Centro Cultural, en el 39° aniversario es algo muy relevante para mí, nos abrió la puerta a los músicos que venimos desde los sesenta y setenta”.

“Me da un placer tremendo, son pequeños logros, pero para mí muy relevantes porque es culturalizar el rock mexicano, y más el rock que sale de aquí de Tijuana y creo que se sienta un precedente muy importante”, puntualizó el artista.

Cita Hudgens, participante del concierto,  también aludió al histórico festival “algo súper importante en la historia de México lo que pasó en Avándaro, no fue Woodstock, que fue algo planeado, Avándaro fue un happening fenomenal, donde se separa el rocanrol de lo que es el rock y es la onda de Peace and love, de romper ese huevo y de ser partícipes de la cuestión política”.

Eduardo Barceló de El Ritual reveló “ya somos menos, yo soy el único del Ritual, pero nos ayudan músicos de aquí de Tijuana. Avándaro fue una cosa fantástica, ver tanta gente y verlos contentos y luego en esos tiempos teníamos nuestras canciones en la radio y una de ellas estaba en primer lugar en ese tiempo, entonces pues más emoción, la gente nos recibió muy bien estuvimos muy contentos en ese festival”.

La cantante Elena Cocker quien no solo actuó en el escenario, sino que hizo un acompañamiento coral a varios grupos, expresó “siento un gran honor, mucha felicidad, y la verdad un montón de gozo de estar aquí con la raza. Parece que no han pasado cincuenta años, la verdad estas personas son admirables para mí porque todo el tiempo que tienen y el espíritu no se apaga”.

Armando Nava quien comanda Los Dugs Dugs dijo: “estamos tocando por los 50 años de Avándaro y está padre que el Cecut nos haya dado la oportunidad, soy de Durango pero me hice musicalmente aquí, siempre dijimos que Tijuana era la catedral de la música, la catedral del rock era Tijuana”.

Nava rememoró, “empecé a tocar y en la última canción que hice, improvisé sobre la marcha y cantaba el coro, ¡“Avándaro yeah!”, entonces, todo el mundo cantó, “Avándaro yeah!” y de ahí salió en los periódicos, podías sentir el poder de la gente, les podías decir que brincaran, y brincaban”.

La actuación de Los Dug Dugs, en especial su tema “La gente”, sonó rotunda y recibió la ovación del público que para ese entonces no dejaba de cantar y bailar con los artistas. En ese momento se sumó la presencia del legendario guitarrista Javier Bátiz quien saludó a los asistentes con un contundente grito, “¡viva Tijuana!”.

Javier Batiz

Entre aplausos, Bátiz interpretó lo mejor de su añejo repertorio y llamó enseguida a todos los músicos al escenario, para regalar así un apoteósico final en que la consigna era “qué viva el rock and roll en México”, como recordatorio de la fuerza y vigencia de la música rebelde y contestataria que preserva vivo el espíritu musical de los 60.

Invitamos a revivir este concierto en el canal de YouTube de Cecut, en el siguiente enlace: https://youtu.be/r7D_tsjYKsM

Dejar respuesta

Deja tu comentario!
Pon tu nombre aquí