Anuncio
Inicio Mosaico Mayor porcentaje de personas desaparecidas en estados fronterizos

Mayor porcentaje de personas desaparecidas en estados fronterizos

0
Anuncio
  • “Informe del contexto de desapariciones en Empalme, Guaymas y Cajeme, Sonora, México”, realizado por El Colegio de la Frontera Norte y la Comisión Nacional de Búsqueda de la Secretaría de Gobernación.

La desaparición de personas, en particular de manera forzada o involuntaria, constituye un fenómeno histórico y sociológico que ha sido tipificado como un delito complejo que, sin duda, viola los derechos humanos. En el caso mexicano el fenómeno es grave: según cifras del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, desde 1964 existen poco más de 220 mil denuncias de desaparición de personas, de las cuales alrededor de 90 mil aún no han sido localizadas. Al menos una cuarta parte de las personas desaparecidas en el país son mujeres jóvenes, sin considerar a aquellas que son niñas o adolescentes propiamente.

En este sentido, se realizó el “Informe del contexto de desapariciones en Empalme, Guaymas y Cajeme, Sonora, México”, a petición de la Unidad de Análisis y Contextos de la Comisión Nacional de Búsqueda perteneciente a la Secretaría de Gobernación. Los autores son cuatro investigadores y un estudiante de doctorado: Óscar Misael Hernández-Hernández, José Andrés Sumano Rodríguez y Jesús Pérez Caballero, adscritos a la sede de Matamoros, Tamaulipas, de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef); Rosa Isabel Medina Parra, de la sede de Ciudad Juárez, Chihuahua, de El Colef, y Antonio de Jesús Barragán Bórquez, adscrito al Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) en Hermosillo, Sonora.

Este Informe, de poco más de 30 páginas, explora la desaparición de personas en el estado de Sonora, en específico en una franja temporal reciente y en un espacio geográfico acotado. Se trata de un documento que resalta un contexto amplio y heterogéneo del fenómeno en la entidad y que, con base a datos provenientes de fuentes abiertas, permite generar hipótesis de investigación para la búsqueda de personas y para comprender la violencia en la región.

Anuncio

Sin embargo, quienes participan en la autoría de este informe llevan el análisis a otras entidades y múltiples perspectivas, dado que el fenómeno de la desaparición de personas no se encuentra limitado por la geografía de una entidad, sino que se expande a otros estados, ya sea como fenómeno más amplio o como parte de una red de violencia.

El Dr. Jesús Pérez Caballero presenta una serie de líneas de investigación para comprender algunas desapariciones violentas y ayudar al encuentro de desaparecidos, a través del análisis del contexto.

Por su parte, el Dr. Sumano plantea la hipótesis de la interacción entre control de infraestructuras, recursos y tráficos ilícitos como una hipótesis para explicar la violencia en la región sureste de Sonora, particularmente se refiere al tráfico de fentanilo, armas, recursos naturales y de personas, como un detonante de la violencia y la desaparición.

La especialista Rosa Isabel Medina plantea que, de 2015 a 2020 han desaparecido decenas de mujeres de 11 a 20 años en Ciudad Juárez y no hay estadísticas oficiales sobre desapariciones y su incidencia en la  frontera norte, por lo cual enfatiza en la necesidad de analizar el fenómeno de las desapariciones a partir de la perspectiva de género.

Plantea además que, entre 2007-2017, los estados fronterizos registran 42 por ciento de las desapariciones a nivel nacional. Si se toma el período 2007-2017, Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas concentran 43 por ciento del total de las cifras (16 031 casos), lo que representa la mitad de las personas extraviadas, ausentes o desaparecidas en todo el país de todos los años registrados en el RNPED.

El Mtro. Barragán (CIAD-Sonora), plantea que los principales dirigentes de organizaciones criminales están fuera de la región de Cajeme y Guaymas-Empalme; en dichos municipios solo se encuentran operadores armados, encargados de casas de seguridad o de suministro de narcomenudeo. Por lo cual, se puede plantear la hipótesis de que, la desaparición de personas forma parte de una red criminal más amplia que no se limita a la entidad.

Aunado a lo anterior, el Dr. Óscar Misael Hernández, plantea que personas menores de edad desaparecen o no son localizadas en tres poblaciones de Sonora, porque redes criminales vinculadas a la trata los secuestran. 

 El “Informe del contexto de desapariciones en Empalme, Guaymas y Cajeme, Sonora, México”, se encuentra disponible para consulta a través de: https://bit.ly/3Enl6RI

Anuncio

No hay comentarios

Dejar respuesta

Deja tu comentario!
Pon tu nombre aquí

Salir de la versión móvil