• Es necesario atender la informalidad y promover el acceso a financiamiento para incentivar el desarrollo del País
  • Frente a la reducción de perspectivas de crecimiento para México en 2022, y a la incertidumbre provocada por el conflicto entre Rusia y Ucrania, desde la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) consideramos urgente atender temas como la informalidad, la falta de competencia y acceso a financiamiento para incentivar el potencial de crecimiento del país. La inestabilidad global y el incremento en el costo de los energéticos podrían frenar el ya de por sí débil crecimiento. 

En su más reciente reporte “Estudios Económicos de la OCDE: México 2022” la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) redujo de  3.3 a 2.3 por ciento las perspectivas de crecimiento para la nación, lo que se suma a una serie de reducciones dadas a conocer por organismos internacionales y nacionales.

En Coparmex consideramos que las principales razones detrás del deterioro de las perspectivas están la persistencia de la pandemia y la incertidumbre sobre la evolución de la misma, además de la fuerte desaceleración del crecimiento, la baja inversión, productividad y lenta recuperación del empleo; un menor espacio fiscal, los aumentos en las presiones inflacionarias y los desequilibrios financieros.

A esto, debemos agregar que la recuperación económica ha sido limitada y los datos al cierre de 2021 nos ubican en niveles similares a 2016. Así mismo, la pandemia ha creado necesidades adicionales debido al aumento en la pobreza y las presiones a los sistemas educativo y de salud. 

Por tanto, vemos con preocupación que de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), al cierre del 2021 hay 2.8 millones de personas más en pobreza laboral de las que había previo a la pandemia. Esto significa que hay 51.8 millones de personas en cuyo hogar los ingresos laborales totales no son suficientes para cubrir la canasta alimentaria de todos sus integrantes. 

Por ello, en Coparmex coincidimos con la urgente necesidad de atender temas que inhiben el potencial de crecimiento y desarrollo del país, como son: la creciente informalidad, la falta de competencia y el poco o nulo acceso a financiamiento por parte de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMEs).

Hacemos también un llamado para que se aseguren las condiciones de certidumbre que promuevan la inversión y la confianza empresarial y apuntalen la reactivación económica, pues al cierre de 2021, la inversión fija bruta acumuló tres meses de caídas consecutivas, lo que refleja que este componente no muestra señales de recuperación.

Sobre todo, a que de forma paralela a estos cambios estructurales, se cuente con un plan económico y energético ante la incertidumbre provocada por el conflicto armado entre Rusia y Ucrania.

Reiteramos que en Coparmex estamos listos para colaborar en el Plan de Reactivación Económica presentado por la Secretaría de Economía, pues las acciones propuestas nos permitirán aprovechar  las ventajas que nos da la proximidad con Estados Unidos y el ser partícipes del TMEC. 

En ese sentido, creemos que el Gobierno de México debe actuar con rapidez y con visión de largo plazo para beneficiarse de la fuerte recuperación económica de Estados Unidos y de la reorganización en las cadenas de suministro, para acercarlas al mercado nacional. 

Dejar respuesta

Deja tu comentario!
Pon tu nombre aquí