El embajador Ken Salazar dialogó con autoridades de Baja California para apoyar los esfuerzos de reducir los residuos

El Embajador de los Estados Unidos, Ken Salazar, destacó la cooperación entre los Estados Unidos y México en el manejo del agua y los desechos sólidos durante una visita a la colonia Los Laureles hoy en Tijuana.  La alcaldesa Montserrat Caballero, la secretaria estatal del Medio Ambiente Mónica Vega, la administradora de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), Martha Guzmán, el director gerente del Banco de Desarrollo de América del Norte Calixto Mateos-Hanel, el senador estatal de California Ben Hueso y líderes comunitarios se unieron a él en la visita.

El Embajador Salazar recorrió la cuenca de captación administrada por la ciudad ubicada al lado del Centro Comunitario Rancho Las Flores, para ver un botadero de basura, un recolector de basura dentro de la cuenca de captación instalado por la organización de conservación WILDCOAST. La cuenca de captación y la barrera evitan que la basura fluya a través de la frontera hacia el estuario del río Tijuana (designado patrimonio de la humanidad en 1973) y el Océano Pacífico. Esta barrera ha recolectado cerca de 30,000 kilos de basura en su primer año de operación, lo que fomenta la planificación de más barreras para otras 32 cuencas de captación en Tijuana en el futuro. Los dignatarios también recorrieron un sitio cercano donde la ONG local Proyecto Fronterizo de Educación Ambiental, construirá un parque en el sitio donde hubo un deslizamiento de lodo en 2015, como un área comunitaria segura para que disfrute el vecindario gracias a una subvención de la EPA de los Estados Unidos.

El Embajador habló con la secretaria Vega, la alcaldesa Caballero, el senador estatal Hueso, el director general Mateos-Hanel y la administradora regional de la EPA, Guzmán, sobre los esfuerzos conjuntos para mejorar el manejo del agua y los desechos sólidos. El secretario Miguel Bujanda habló sobre las inversiones planeadas de la ciudad por más de $3 millones de dólares en mejoras de drenaje pluvial en la cuenca del río Tijuana. Empresas también se comprometieron a apoyar los esfuerzos de gestión de residuos sólidos en Tijuana, uniendo así al gobierno, al sector privado y a la sociedad civil detrás del objetivo compartido de reducir los residuos que afectan a nuestra comunidad binacional en el Valle del Río Tijuana.

La conservación del entorno natural compartido de México y los Estados Unidos se encuentra entre las principales prioridades del Embajador Salazar. En la frontera San Diego-Tijuana la contaminación no conoce fronteras y afecta a más de seis millones de personas que viven en la región Cali-Baja.

“Hoy me sentí muy alentado por lo que escuché de nuestro gobierno y líderes comunitarios”, dijo el Embajador Salazar. “El compromiso entre una variedad de entidades -gobierno, sociedad civil y empresas privadas- nos ayudará a encontrar una solución duradera a este desafío binacional que ha afectado la salud de nuestros ciudadanos y nuestro medio ambiente durante demasiado tiempo. Este compromiso demuestra nuestra cooperación y alianza compartidas para proteger nuestro medio ambiente y la salud de nuestras naciones. En esta región, podemos ver claramente que somos dos naciones con un futuro compartido”

Dejar respuesta

Deja tu comentario!
Pon tu nombre aquí